jueves, 4 de febrero de 2010

Güibia 42






Tenemos que encontrar la belleza. Allí donde se encuentre.
Tenemos que ablandarle las raíces a la incertidumbre
Y echar su sombra lejos del camino.
El hombre no nació para enfrentar al hombre.
Nació para amarlo.
La belleza tiene que ver con lo humanamente humano.
Por eso
Tenemos que encontrar la belleza. Allí donde se encuentre.