sábado, 13 de marzo de 2010

Dialogo con el universo


-Dejemos las cosas así. Me dijo el universo.
Y yo le contesté sin contestarle. Me dibujé azules
Y blancos círculos en todo el cuerpo. Miles de ellos.
-Eres un chiquillo. Me dice el universo.
Tan solo tengo los años que tengo. Y manos incultas.
Y mirada perdida. Y palabras insospechadas. Y un cántaro.
Y muchas esperanzas. Y estrellas en el cielo por las noches.
Y una canción que lleva tu nombre. He dibujado tu corazón
En la arena. Y el viento me ha dicho que sonríes mientras duermes.
-Soy el universo. No duermo nunca.
Si que duermes. Y orinas antes de ir a la cama.
Y te arropas de pies a cabeza. Y cuentas ovejas
Cuando no puedes dormir.
Me dicen los duendes que a veces roncas.
-Esa es una blasfemia de esos enanos complacientes.
Y que tiran piedras en tu techo para que pares la sinfonía.
Y que hasta gatos te han tirado. Y hasta la dentadura postiza
de una estrella fugaz.
-Deberías medir tus palabras.
No. para qué. Si son diminutas todas.
Terminan apenas empiezan y luego se hacen alas de serpiente.
Y oasis para los desiertos. Y plumas negras para los cuervos.
y rocío para el amanecer...

Hace un siglo que no le veo. Desde entonces.

viernes, 12 de marzo de 2010

Cuando ya no quedan más palabras


Ya ha pasado un siglo desde la primera vez.
Y si te hubiera dicho algunas cosas?. Digamos dos palabras.
Pero no hubo espacio suficiente para algun nido.
Volamos entonces sobre las alas de la tormenta.
El camino se hizo largo. Muy largo. Despues perdimos los rostros primeros.
y los espejos. Y regresamos. Casi sin saber por qué.
Todo era ceniza. O casi todo.
Quedaba lo blanco de las cunas. Y las miradas claras sobre
La sombra de los árboles milenarios.
Pero qué decir
Cuando ya no quedan más palabras.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Huellas


Ya no cuentan los pasos de otros tiempos.
La historia vuelve a renombrar el horizonte.
El irse y regresar hará en las huellas
Nuevas huellas de ayer.

martes, 9 de marzo de 2010

Hasta el fin



He oído las mil voces del olvido. En tu recuerdo.
Pensamientos tras pensamientos. Todos a uno.
Como es que se desdibuja el cansancio?
Si ya los pasos se han ido con los pasos. Huellas con huellas.
El vagar eternamente no nos calienta el alma. Espejo en el espejo.
Aprendemos a mirarnos sin recelo. A voltearnos sobre la propia espalda.
A regresar al principio. A volver al último de los últimos rencores.
y amar sin ser sombra de una noche cualquiera.
El sueño entre sabanas blancas nos seduce. La piel abierta a las caricias.
Ruidos lejanos que nos tocan la frente...
La humedad deshaciendo tambores. Tristes miradas de estrellas fugaces,
Roja alfonbra, para no perdernos en lejanas lluvias.
Canción de papel.
Llegarnos hasta los huesos y volver respirando desde adentro
con media sonrisa y la mirada lejana. Separar los cuerpos y andar
Hasta la próxima estación. Deducir la distancia.
Y cerrando la puerta, ser niños de nuevo.
Hasta el fin.

domingo, 7 de marzo de 2010

Nuevo amanecer







-Qué nos pasó al salir de las cuevas?
Cómo es que tomamos el camino equivocado?
Hace un rato que todo eso sucedió.
Que no es posible empezar de nuevo del inicio?
Lo único difícil será poblar el area circundante de dinosauros
Y demás familiares.
Pero hagamos lo posible por no pisar las mismas líneas.
Así que cada cuál escoja su antro
Y olvídese el afeitao por un tiempo.
Todo empieza cuando suene el pitazo...
-Un momento!!!
En esa época no había pito ni flauta:
Eso es trampa!!!