sábado, 25 de septiembre de 2010

Respirar


Se olvida en el recuerdo el canto único.
La voz que no busca melodía, que vuela entre las aves,
Como un ave más. Que es ola de los mares,
Y escama de los peces.
Con todo el esplendor de su inocencia
Respira.
Más allá de las penas y alegrías,
Viaja el hombre hacia la vida.
Sin perder de mirada el horizonte,
Corretea la ilusión, entre fuego y ceniza.
Un día su espíritu viajará
Sin el peso de la carne y de los huesos:
Sin equipaje alguno. El universo es su nido.
Todo el universo. Y en todo,
No va desnudo de sueños.
Si miras para adentro, se dice,
Muy para adentro;
Se olvida en el recuerdo el canto único:
Respirar.