sábado, 16 de abril de 2011

Bicicleteando


Y allá va poi la vida
bicicleteando. Dando pedai en bajá o subía.
Con toa la ilusión viva
Que paipadea ai roce dei viento.
Como si juera ei primei día de la exitencia,
Bicicleteando.

viernes, 15 de abril de 2011

Vida en mi vida




Ojos de una ilusión,
Canción de madrugada que despierta los sueños.
Te vas pero regresa. En vuelos de pasión:
Alas que tientan soles y rocío.
Amor que hace del viento melodía...
Suenas sin pausa alguna en mi memoria.
Vida en mi vida.

miércoles, 13 de abril de 2011

Idilio de un idilio






Nos vimos a la orilla
Como arena y caracola. A la orilla de un

mar de pensamiento lúdico.
Como olas entrelazadas debajo del reloj y

de las horas. O encima de algún tiempo
por vivir. Desnudos a los segundos

inciertos que se hacen sal y escamas.
Besando los espejos y los ecos ondeando

como lluvia entre las manos.
Labios a labios fundidos. Entre sabanas

blancas y distancias destejidas.
Volando con el viento a un sitio de cálida

espesura. Hablándole al susurro.
Tocando la ilusión.
Bebiéndonos entre formas sublimes de

cuerpos transparentes.
Fundidos en el idilio del idilio.
Sin despertar el sueño que duerme abrazado

a la noche. Y luego regresamos
A nadar entre el asfalto frío y turbio:
Mirando el verde lejano de los semáforos
Y las calles pobladas de colores
Y sueños lejanos.

lunes, 11 de abril de 2011

Me he vuelto las horas del reloj


Melodía: -Me he vuelto las horas del reloj. Transcurro en los segundos. Habito el tiempo por entre puertas irrefutables que suelen abrir al cerrar. Hace tanto que nací. Desde entonces he ido hacia esta realidad única. Me he visto en la orilla de un mar de arena que recuerda lejanas olas que se fueron sin despedida.

soy el tic-tac que se ata al viento que respira en las alas de un tibio atardecer.Plumas de un ocaso doblado sobre la noche desnuda. Y justo cuando el rocío se abraza a la resaca reseca de piedras milenarias, grito sordamente:
"Las seis en punto!"...
Ahora desciendo mecánicamente hacia el primer minuto de esta hora. Han de cantar los gallos en un instante. Fábula de un nuevo amanecer.
Y allí se deja ver el sol, Mientras la niebla se acurruca en la nostalgia. Me hago eco ante el espejo colgado en la pared.
Y luego hay sonrisas y recuerdos sin nombre. Palabras que vuelan sin hablar, envueltas en azules pensamientos. Y las horas se suceden: De las once 14 al Mediodía...Y luego una tarde de afiebrados rayos celestes.
Y nubes columpiando los sueños y los ojos se pierden en las miradas, pero son las tres 25. Y las cinco p.m. siguen a las cuatro 59...
Y allí me vuelvo sobre el polvo que se arrastra en las faldas transparentes de la quimera. Seis 43 p.m. brilla el lucero del norte. Las garzas, en cansado vuelo, regresan a sus nidos. Las estrellas habitan las alturas. Nada se mueve. Nisiquiera el viento. Se hace luna el ladrar de los perros. Se me hace beso la humedad de unos labios. Se me hacen luciérnagas el brillo de unos ojos tentadores.
Entre la oscuridad navegan barcos de papel y la magia de la existencia nos rema hasta la ilusión. Volvemos a contar:
Siete de la mañana. El agua fresca del arroyo da de beber al nadar de los peces que se hacen río y barca.
Corro, en círculos, entre el primer minuto de estas horas. Sobre lo ancho y largo de la nada se ve volver la madrugada a su nido bañada de rocío y canto de gallos.
Me he vuelto las horas del reloj.

domingo, 10 de abril de 2011

Respiramos




Cómo es un día en mi vida, de sol a sol?.
Cómo es un día en tu vida, de sol a sol?.
En qué pienso a lo largo del día?...
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes...
En qué piensas a lo largo del día?
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes...
Qué haces cuando dejas de pensar?
Qué hago yo fuera de pensamiento alguno?

Mis historias tienen que ver con sueños despiertos. Las imágenes siempre son metáforas existenciales. Fotos. Dibujos.Letras. Viajan al compás de los sueños.
Un poema es un diálogo con lo lúdico. Con aquello que es más que realidad cotidiana. Pero también es cotidianidad. Sí.

Aquello que construimos desde nuestros pensamientos es nuestro universo. La vida va en nosotros como nosotros en ella. Algunos sonríen mientras viven, Otros piensan en la lluvia y en lo gris de la tarde mientras pasan las horas.

Se puede ir o venir. Siempre hay almas transitando mientras construimos el presente. Ellos también construyen algo. Mientras van o vienen.

Hay colores y miradas. En todos lados hay colores y miradas. Recuerdos y olvidos también. Caminos por caminar y huellas. Espejos que se hacen rostros y horizontes desnudos en el ir y venir de las sombras.

A veces vamos acompañados. A veces no hay compañeros. Solo el camino. Hablo de mí y de tí. Subir o bajar. Amar a medias. Mirar sin prisa el reloj. Respirar.

La noche se lleva las dudas. Con el nuevo día nos nacen alas blancas. Y el cielo abierto nos llama.

Y luego los semáforos y el asfalto. El doblar de la esquina. El andar del reloj. La nostalgia que nos mira fijamente. Nacer. Nacer de nuevo. Irse entre el galope del día, entre cántaros. Entre alegres campanas. Entre manos que aplauden o que saludan. Entre el veneno y la serpiente.

Haz intentado cruzar a nados el mar de los sueños?
He intentado volar entre nubes y lloviznas?

Se hace posible respirar entre la niebla que se abraza a los senderos.

Cantarías en nombre del amor que no te olvida?

Qué pienso que el mañana me ha guardado?

Quién pronuncia tu nombre mientras va sin regreso, entre el gris de la tarde y el cielo azul?

Entre hombres y sueños se abren puertas y hechizos. Entre dulce canto y esperas vienen almas. Entre flores, al jardín del destino.

Puedes mirar tus huellas mientras vuelas?

Puedo contar estrellas entre noches calladas?

Y en todo lo que somos
se corren las distancias. Los caprichos se tejen al buscar tras el mar aladas caracolas

Y en la mesa hay mil cartas que se duermen sin saberse pobladas de ternura
O de voces calladas.

Qué harás con toda la humedad entre tus labios?

Que haré cuando el lucero del ocaso me hable entre la noche que no llega?

Respiras algún recuerdo?

Qué lejos está el mañana?

Millones y millones de miradas corriendo al paraíso. Sudando las quimeras(Mariposas con pétalos en las alas)Mientras al otro lado del desierto hay sed de otras aguas: Rocío que amanece y el río se hace mar entre peces de arena que nadan hasta la orilla para anclar en lo más lejano de su nido
de salitre y escamas.

Sin embargo, pregunto.
Sin embargo, preguntas.

Respiramos.