jueves, 21 de junio de 2012

Instantes

La vida nace a cada instante. Y cuando todo parece anochecer, viene y cantan dos pajaritos...Aletean de una rama a otra, persiguen el vuelo del viento centenario, y allí se da lo eterno...
Bimbín -Eto si tá como tá! Pero cuando parece que va a amancé, pare la abuela!
Totín -Cosa má grande en la vida chico!!
Bimbín -Pero yo é' que dejo que la vida emplume, se eche ar vacío y vuele... No me guta sabé
             que no sé; polque eso como que no hace gracia. Pero como culebra no cae en laso,
             agarro y me dibujo ecamita y aletica y me difraso de pé! Si 'eñoi!!...
Totín -Má se peldió en roma! Er compadre de un compadre mío, si que sabe que hacé con la
              milonga...er se pasa lo día llamando, en lo profundo de lo monte, a la vigen de lo
           limoncillo...se peina alrevé y se canta de un solo aliento la canción a la etelna etelnidá!.
Bimbín -Pero hay que hacer puerto, muy amigo mío, lanzá er chinchorro y ponese a fumá ata que
               lo habitante de lo profundo der mar vengan a curiociá...La vida no se anda con
              ambaje: te coquetea, se pone un poco má aiá y te epera...antonce, cuando tu va, te
              cuenta de la fé y de la duda!!...Nojotro é que vamo hacia la lú, eso se nota Totín.
Totín -Asina mimo é Bimbín! Y arriemo, que se hace de noche!!
Bimbín -Yea!!...

Unas cosas se dibujan sin prisa, otras toman la vida justa por dejarse entender y luego se abren
las puertas del universo radiante...

Noia. -Valga la pena respirar. Los pensamientos se han ido hasta el rincón más cercano al ayer.
            Las fábulas descienden y perfuman el vacío y luego, desde la ceniza, sus alas seducen                           al eterno volar del instante...es la vida que sucede y la lluvia cae...

 
Pero no es solo contar: hay que vivir. Todo ello no tiene tanto que ver con demoler emociones
A voces y saltos...Hay que vivir!...

    Mujer. -Hay algo que me llama, me nombra y me desnuda! Hay algo que me canta, que toca
                 mis más guardadas quimeras y se hace noche y estrellas en el mundo que labro!
    Hombre. -No entiendo los caminos por andar. No tienen huellas y no los alcanzo a ver...
     Mujer. -Sobre el aliento que abraza el anhelo, me vienen mil caballos entre inmaculadas
                  tormentas!! Mis ojos se han mirado entre la efímera ilusión de un gris eterno!...
                  Digo los nombres que aun no aprendo  pronunciar; cuento los números de dos en
                  dos, hasta que se acaba el brillar de las estrellas en el otro confín de este universo
                   de cartón!
     Hombre. -La sonrisa es sonrisa de otras dichas. De otros sueños. De otros cantos!
      Mujer.   -Ese surcar de niebla que me toca la frente! La humedad de mis labios se hace
                     beso invisible sobre el mortal presente que me saca del tiempo!
     Hombre.-Qué nombre se abraza a tu perfume?
     Mujer. -Voy sobre el aliento de las mariposas. Volando como el viento: de estación en estación,
                   hasta que amanezca sobre el amanecer...
     Hombre.-Hasta dónde se extiende lo eterno?
     Mujer.- Me gusta despertar lejos del nido! Volar de regreso sobre el templado lomo del nuevo día!
                  El tiempo es solo un concepto. Te escapas de sus fueros, y allí se miran los espejos...
                  Y las alas dormidas en pleno vuelo! Con una simple caricia se despiertas sobre la cuna...
      Hombre.-Qué hay tras toda la niebla del presente?
      Mujer.- La niebla del futuro...la mirada perdida fuera de lo cierto. Caminar en círculo, sobre tu
                   propio regreso, te hace ver más despacio...esto que va sobre el grito y el silencio!
      Hombre.-Cuando llegaremos, por este caminar eterno?
       Mujer.-Hemos llegado!!. A cada paso se llega! A cada paso! Tras cada respirar!
      Hombre.-Cantan los grillos bajo las piedras!
      Mujer.-Nuestros pasos escriben la historia de los hombres, pero el universo está más allá
                  de esas cosas que creemos conocer...No entender nada es preciso, para saberlo todo.
      Hombre.-Cuál es tu nombre?
      Mujer.-Me llamo golondrina!








 


martes, 19 de junio de 2012

Por decir algo, no digo nada

Contar una historia. Darle matices a una realidad suspuesta.
Parece algo simple. y en efecto lo es...

Mujer de un solo beso -Qué tan cierto eres?
Hombre azapatillado   -Solo deja correr tu sombra sobre mi aliento.
Mujer de un solo beso -Me pesa esa incertidumbre de tocar y correr con la lluvia.
Hombre azapatillado   -Descubro talantes de hierro en lo sensible de tus sueños.
Mujer de un solo beso -Me viste esa luna que seduce la oscuridad de lo eterno.
Hombre azapatillado   -Después nos haremos parte del susurrar del olvido.
Mujer de un solo beso -Hablamos sin espacios.
Hombre azapatillado   -Abrazo del abrazo que se apila a las horas que pasan.
Mujer de un solo beso -Esa humedad que despierta los vacíos. El viento respira.
Hombre azapatillado   -Cómo es la historia por contar?
Mujer de un solo beso -Tiene que ver con fundirse al deseo y luego despertar.
Hombre azapatillado   -Volverse asfalto?
Mujer de un solo beso -El oasis siempre es como el desierto.
Hombre azapatillado   -Sobre la arena, las perlas brillan.
Mujer de un solo beso -El nombre de tu aliento va  entre estrellas y luciérnagas.
Hombre azapatillado   -Cuento huellas. Mientras todo lo cierto se hace nieblas.

De todos modos, todas las historias ya están contadas.
Por eso, no preocuparse contar lo contado. La fábula se hizo desde el barro.

Pichilo -Yo soy el que soy y no me parezco a nadie.
Pichila -Si lo sabemos. Eres todo un fenómeno de la naturaleza.
pichilo -Soy pin-pun al Ken de la Barbie.
Pichila -Ni que lo digas!.
Pichilo -Me sé el mundo y a los hombres; a los peces y a los animales.
Pichila -Sabes lo que sabes. Todo lo demás es monte y culebra.
Pichilo -Tengo la suerte que la suerte siempre ha soñado.
Pichila -Dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis...
Pichilo -Voy y vengo mientras el día es noche y cuando la noche se abre al sol naciente.
Pichila -Y luego colón descubrió  América, y Nicolasa la Diva se puso pechos de silicona.
Pichilo -Las puertas se abren a mi paso.
Pichila -Mambrú se fué a la guerra, que dolor que dolor Qué pena!!
Pichilo -Qué me dices de ti Pichila?
Pichila -Bueeeeno, de mí tengo poco que decir. Pero me va un pan con mantequilla...

Prefiero leer historias a escribir historias. Y entonces, las palabras...

Surundango. -¿Qué cantidad de palabras has soltado en toda tu existencia?
Sorondingo. - Pues la que he dicho. Y punto.
Surundango. -No, en serio. A quién se las ha dicho, por qué se las ha dicho?
Sorondingo. -Ya no me acuerdo.
Surundango.-No te acuerdas? De qué te has pasado hablando en la vida?
Sorondingo.-De cosas que tienen que ver con ser y no ser. De tener y de esperar...
Surundango.-Vaya! Y cómo te sientes después del pasado y antes del futuro?
Sorondingo.-Pues me siento de la forma en que me siento!.
Surundango.-Que respuesta más profunda!! Pero qué piensas decir mañana?
Sorondingo.-Eso habrá que ver! Yo creo que no sé.
Surundango.-No sabes?
Sorondingo.-No! no sé.
Surundango.-Te puedo hacer una pregunta?
Sorondingo.-Noooo!!!
Surundango.- Es eso una respuesta a lo que no te he preguntado o qué?
Sorondingo.-Eso es lo que es.
Surundango.-Vaya! qué forma de gastar el tiempo tenemos!
Sorondingo.-Si. No es fenomenal?
Surundango.-Sí que lo es!...