jueves, 19 de julio de 2012

Composición de una mirada



La historia se cuenta desde la historia. No desde los hombres. Y la acción se repite sobre el bien y sobre el mal. Dónde empieza todo? -En la razón...Dónde termina? -En la razón. La sociedad avanza sobre la ilusión que se anida en el universo. El tiempo se acoge al reloj. Mi corazón late para mantener una vida. Y otro corazón hace lo mismo. El camino es la razón del caminante. Su sueño no tiene huellas. Su pasión no tiene fronteras. Amar la vida y a sus semejantes por sobre todo el sentir de los que se olvidan de ser lo que son...Vienen mil preguntas entonces y otras tantas respuestas. El cielo sostiene el sol del día y las estrellas de todas las noches mientras brilla la luna y duermen los espejos. Si todo lo que sabemos se pone sobre la mesa es tanto como lo que hemos cultivado...


Lo otro tiene que ver con lo que ha cultivado el otro. Es bueno saber todo esto y no olvidarlo. La vida sonríe aun bajo la lluvia. Ir a dónde vamos tiene que ver con llegar en el tiempo que se llegue. No antes ni después. Es llegar.
En un momento me dediqué a hacer éste dibujo. Cumplo mi objetivo. Es una forma de compartir, es una forma de ser. 

Así, que los hombres hablan con los hombres sin prisa alguna...
Una. -Hoy me voy haciendo más joven que la juventud.
Uno. -Eso se nota al vuelo. Si me das la receta, yo también entro en la renacer.
Una.  -El caso es que el tiempo tiene su propio vuelo.
Uno. -Esto es complicado sabes. Yo prefiero ir por el camino verde.
Una. -Eso tiene que ver contigo y no conmigo. Quieres pan?
Uno. -Sí, dame un pedazo. Y toma un quesito para suavizar el asunto.
Una. -Gracias te doy. Ahora sigo mi camino.
Uno. -Qué harás con el otro tiempo?
Una. -Le dejaré en su nido hasta que empolle y emplume.
Uno. ´-Qué bien! De mi parte te deseo suerte.
Una. -Yo me encargaré de que la suerte sea suerte. Toma.
Uno. Qué es esto? 
Una.-Algunos días que has tirado por ahí y lo encontré llorando.
Uno. -Gracias. Me había olvidado de ellos. Pero suéltalos y que vuelen con sus propias alas.
Una. -Si. Es lo mejor. 
Uno. -De mi parte, tengo algo tuyo.
Una. -Qué?
Uno.-Uno que otro beso que dejaste caer.
Una.-Pero bueeeno, por qué en la boca me lo das?
Uno. -Porque tienen frío.
Una.-No seas tan coqueto muchachongo. Ahora me voy.
Uno. -Adios te digo.