viernes, 20 de enero de 2017

Danzares.



Amanecer y amor.

Descubrir el amanecer. Siempre con su particularidad singular, siempre con
sus luces y sus miradas. Se rehace el universo de las cosas y de los sueños,
se devela la sensación de eternidad de la ilusión. Y miramos todo aquello
que respira como parte de nosotros. Las aves, las plantas, los peces y
lo invisible. El vuelo perpetuo de la existencia, abierta las dimensiones
y el azar. 

La mirada primera del sol refleja sombras pálidas por donde avanza
el caminante, como una huella que se mueve acariciando el camino.
Sin marcar sus formas, solo desplazándose dulcemente. Así como
un susurro, o como un sentimiento sutil.

El café es nuestro primer contacto con este nacimiento, con su
olor afable que se hace parte del todo. Sabor, olor, temperatura,
color y efecto. Servido no en un plato, no en una copa, sino una taza
acompañado de un platillo individual. A la mirada aquello es un poema:
La taza, el platillo, el café en la taza expandiéndose constantemente
desde su olor por todo el lugar. Su olor no es un perfume. Y luego
aquello que tiene que ver con el ritual.
Con todo ello, se busca en la distancia aquel amor que vive en otro amanecer.
Desde el mismo sol, pero en otro lugar. Y se unen los anhelos, y se hace
música el instante.

jueves, 19 de enero de 2017

Mirar del alba.

Aquel caminar de los sueños, dibujando mañanas y horizontes. No como el complejo andar del destino.
No.  Sino como un transparente suspiro en el tiempo, como una gota de rocío
al filo del amanecer. Un ave que vuela en lo alto, dos aves definen la vida
en sí misma, tejiéndose en el horizonte como un saludar de lo eterno.
Y una mirada de mujer, enhebrando el sentido del amor distante
que apenas se vislumbra mientras sale el sol.



Aves del paraíso.









miércoles, 18 de enero de 2017

Del poema a la palabra.

Del poema a la palabra.
Pero es algo más:
Un soplo de vida.
Una canción dormida
El despertar de la ilusión
O un beso intangible.

El fénix que surge de las cenizas,
El amor develando sus infinitas alas.
O aquella canción dibujando la ausente música vestida de mujer.

Algo que aun no tiene forma,
O la declaración de un naciente palpitar.
También puede ser esa sonrisa lejana que despierta un sueño inalcanzable.
O algo así como tus manos entrelazadas con aquellos dedos
Que acarician la ausencia.
O la soledad que pronuncia tu nombre
En el viento que pasa.

AE DIL HAI MUSHKIL (2016).

Del amor y la amistad.

http://gnula.nu/drama/ver-ae-dil-hai-mushkil-2016-online/

Danzares.







martes, 17 de enero de 2017

Y en todo, tú y yo.

Por las calles del mundo. Por las calles del mundo va el amor
A media sonrisa, vestido de sueños y música.
Se encuentran las miradas en las miradas como un beso de luz.
Entre mares y versos, mil poemas de un mismo latir.
Golondrinas del viento, que vuelan en cada respirar del anhelo.
Nos hacemos cielo abierto y ternura
Incertidumbre y camino, andares y suspiros.
Nos hacemos corazón, letras y eternidad.
Y así por cada instante de cada segundo, de cada día.
De cada vida que nace al amanecer, de cada tarde que despierta las noches
Y el brillar de luceros y luciérnagas. Magia errante con mirada de luna.
Y el beso y el rocío, despertar que respira el perfume y la música de un latir.
Y en todo, tú y yo.

Danzares.

Ao Haru Ride (Aoha Ride) (2015)


Película japonesa de amistad, amor y amaneceres.

Ao Haru Ride (Aoha Ride) (2015)


http://gnula.nu/romantica/ver-ao-haru-ride-aoha-ride-2015-online/


lunes, 16 de enero de 2017

Aquel amor lejano.

Saber que todo es cierto en la ilusión. Saber que se enhebran los caminos del amor
cuando los destinos se nombran sin perderse en la distancia. Se va de la alegría a la tristeza,
de la intensidad al olvido. Para volver al amor. La eterna esperanza hacia aquello que da
vida a la vida y sentido a la pasión.
Por qué no dejar todo aquello de lado y centrarse en algo más terrenal y des-complicado?
Pero no, esto nos da vida en la vida, sueño despierto, medias sonrisas y muchas cosas más.
Encontramos lo amado en todos lados, en cada transeúnte, en cada libro que leemos,
en cada historia que vemos. Ahí está él o ella, completando la otra parte del ser que siempre
hemos buscado. Nos hacemos universo entonces, mar nos hacemos. Porque el amor es
algo más de todo lo que sabemos que existe, incluso que todo aquello que hemos soñado antes.
Realidad y sueño, ilusión y todo lo que queda por saber o descubrir.
Aquel amor lejano va contigo y en ti, con la innombrable belleza de lo eterno.
O de un amanecer.

Danzares.













domingo, 15 de enero de 2017

Pensamiento y camino.

Un amanecer de otro amanecer, cuando se encuentran las miradas y el amor
se hace camino e instante. El destino suspira, se abraza la ilusión
Y el ir y venir de los sueños.
Recorrer la sonrisa en la sonrisa, a cada verso del alba,
encontrarnos en nuestra propia historia
una y otra vez.
Todo aquello que nos hace reales,
todo aquello que se abraza a lo amado
del amar al amor.
Y otras tantas cosas que nos hace pensamiento y camino.