viernes, 27 de enero de 2017

Danzares.









Instante y camino.

El simple amanecer de la vida. Donde sale el sol, entre madrugada y rocío. Alguien cuantas veces
a amanecido con esta? Qué número de veces?
Los caminos se iluminan con el andar de los caminantes, el viento despierta las alas
a cielo azul. Se levanta el amor con su infinito mirar de ilusiones y besos. Se echa andar
con el alba, casi como una sonrisa, como una alegre tristeza, como música al viento.
Aquellas miradas que buscan otras miradas por sobre el horizonte, un poco
más allá del mar. Aquel anhelo que enhebra, entre oraciones, el destino que supera el tiempo por venir,
y va y se anida en aquella otra mitad del sueño.
Y en todo nuevo día, el amor se hace instante y camino.


jueves, 26 de enero de 2017

Danzares.









Con nombre de mujer.

Cuando se hace mañana la mañana, se despiertan los sueños y las miradas.
Se hace música la música del viento, se hace amor el amor de amor vestido.
Pero fuera de cualquier poema de un poema, se dibuja el instante en el instante.

Andar tan sin camino, enhebrando las huellas de un anhelo. Te llama por tu nombre la ilusión.
Y así, que ya flechado por cupido, te hace luz en la luz del nuevo día.
Vuelas entre mil canciones y el olor del café. 

Luego, ya sin versos ni acentos, dices que en algún lugar de algún anhelo
te nombra la ilusión con nombre de mujer.



miércoles, 25 de enero de 2017

No stranger than love (2015)

Del arte al amor.

http://gnula.nu/comedia-romantica/ver-no-stranger-than-love-2015-online/


Suspiro de eternidad.


Cuando los caminantes son parte del amanecer. Cuando todo aquello que nace, a gota de rocío,
despierta aquel vuelo de ilusión que nos lleva hacia la vida misma.
Y susurra el amor en la distancia, recorriendo el camino del anhelo como una fábula de besos,
de danzas de eternidad. O simplemente como un indescriptible suspiro de eternidad.


martes, 24 de enero de 2017

Danzares.








De amores y distancia.

Si en cualquier amanecer, a canto de horizonte, se nos muestra el instante
entre mil sentimientos de luz (y algún sentir de eterna melodía) nos damos
por cierto en el amor que camina a paso firme dibujando universos a 
cada instante del alba.
Dibujar el instante, desde el más sencillo tono de eternidad, nos muestra
una de las infinitas formas de vivir el presente.
Describir el sol en sí mismo, mostrar sus rostro, es como ponerse ante el espejo
de lo lejano que es inmenso y cierto, aun en la distancia, como el amor.





Desde aquel caminar de amores y distancia.