viernes, 21 de abril de 2017

Danzares.





De amaneceres.

Si cada día es un nuevo día y amanece nueva vez, es que es la vida.
Si amas en el tiempo, con un amor que amanece cada vez, es que es el amor y la vida.
Si sonríe en la mañana y en el ocaso, es que es alegría la tristeza y tristeza la alegría. Y viceversa.
Si eres música y alfabeto, y bailas y escribes. Y vas del pentagrama al abecedario, es que eres universo.
Si buscas en la distancia, y el anhelo se hace destino y espera, es que se es camino y caminante.


jueves, 20 de abril de 2017

Mirar de sueños.

Letras que dibujan la mañana, mientras vuela el tiempo entre otros tiempos.
Y el amor suspira, mientras es distancia y susurro aquel mirar de sueños.

miércoles, 19 de abril de 2017

Música y alfabeto.

Y una flor, para el nuevo amanecer. Para aquel amor, que es amor y distancia.
Volamos en el idilio que susurra en el azar, mientras ruedan los dados;
mientras ante el espejo se encuentran los suspiros.
Los caminos se hacen música y alfabeto, mientras nos enhebramos al destino a tiempo completo.
Transcurren los sueños, como un beso eterno.

lunes, 17 de abril de 2017

Eternidad y canto.

Poema, letras del alma. 
La distancia se sumerge en la distancia, a sonrisa del viento.
Y vuelan, entre eternas madrugadas, los idilios que nadan en el rocío.
La mirada desnuda al nuevo día, eternidad y canto.


domingo, 16 de abril de 2017

Y la ilusión.

Mil miradas que abrazan aquel andar del instante con alas de amanecer.
Se echan al viento los sueños; despierta el camino de un amor con olor a eternidad.
Y la distancia, enhebrando destino en destino, mientras se entrelacen las manos y la ilusión.