jueves, 1 de octubre de 2009

Franja de un espejo invertebrado






No se olvidan los cantos que nos traen la distancia.
La lejana certeza de unos labios despiertos.
El candor de un encuentro,
Entre mares y fuego...
Minotauro que crea entre cuevas de arena
Barcas llenas de espejos y miradas furtivas.
En los huesos del alma vibran todas las cosas,
Incluso las mas lejanas.
Caminante y camino se encuentran con la tarde serena
Con las alas dormidas entre promesas
Y quimeras...
Y una sonrisa a flor de piel.