lunes, 12 de enero de 2009

Cuento otra vez




DEJO A UN LADO TODO AQUELLO
QUE NO QUEPA EN MIS MANOS
CUANDO LLUEVA
Y SI LA SOMBRILLA PESA
LLOVERA LA LLUVIA
SOBRE LO QUE EN MIS MANOS
CAMINE CONMIGO

HE VISTO EL GEMIDO
DE MUCHAS TORMENTAS
ME HE IDO A DORMIR CON LOS OJOS
TRONADOS EN SUS RAYOS
PERO AL OTRO LADO DEL FUEGO
ES DONDE EMPIEZA A SONREIR
EL TRISTE ESPEJO DEL DESTINO.

DEJO A UN LADO TODO AQUELLO
QUE NO QUEPA EN MIS MANOS.

UN BESO SE DESPIERTA
EN LOS LABIOS HUIDIZOS
SONRIO EN LA ENREDADERA
DE UNA CIUDAD DORMIDA
PERO ESOS PASOS QUE ME PERSIGUEN
SON LOS PASOS DE UN AMOR PASAJERO
HAY UN TRISTE ANDAR
QUE SE BORRA EN MIS HUELLAS.

BAJO UNA SOMBRILLA DE METAL
LLORA UN CORAZON
Y EL OCULTO ESCUPIR DE LOS LAGARTOS
FINGE SONREIR.

ME HE QUEDADO DESPIERTO EN LA PARED
POR SI VUELVE A ANDAR EL RELOJ
PERO SE ARRASTRA
UNA LARGA CABELLERA GRIS
QUE HACE LENTA LA MARCHA.

DEJA DE TENER SENTIDO LO MATERIAL
PERO LAS NUBES NO FABRICAN ESCALERAS
A UN FALSO IDEAL.
HACEN NIDOS LOS ESPEJOS
LAS PLUMAS FRIAS SON PESADAS
COMO PLOMO...
ES DEL OTRO LADO DONDE EMPIEZA
EL RESPIRAR

SI QUISIERA DEJARME ENTENDER
SANGRARIA LA NOSTALGIA
HE FABRICADO ARBOLES DE SOMBRAS
EN RAICES DE PIEDRA.

UNO, DOS, TRES
CUENTO OTRA VEZ
A LOS QUE MIS OJOS DEJARON MORIR

CUATRO, CINCO, SEIS
VUELVO LA MIRADA
AL SALADO DANZAR DEL IDILIO

CUENTO DE NUEVO AHORA
PARADO SOBRE UN HIGUERO DESHECHO

SIETE, OCHO, NUEVE
SERA IGUAL EN LOS DEMAS?
COMO ES QUE NO SE
DE SUS COSAS

DIEZ...
HE CORTADO LA CABELLERA DORMIDA
PARA NO PERDER DE VISTA EL HORIZONTE
SOLO ESCUCHO
EL RUIDO DE LOS CUERVOS
EN LA MADRUGADA.
LE HE BEBIDO LOS OJOS AL ROCIO.

HAY UN DOLOR
QUE NO SE DE DONDE VIENEN SUS RUIDOS
PERO NO HAY OTROS MAPAS
QUE SE PUEDEN DIBUJAR
MIENTRAS LLUEVE.

HAY QUE CONTAR LAS GOTAS
UNA A UNA
TEMBLANDO EN LA HUMEDAD
DEL AVANCE
ESQUIVANDO NUBES
Y SILENCIOS.

LAS HORAS DELETREAN
ROSTROS INFAMES
YO QUISIERA SABERLES EN EL JARDIN
EL CURSO DEL ARADO
SOLO DESCUBRE LO QUE DUERME
BAJO LA SUPERFICIE.

PERO ESTA ES UNA HISTORIA
DE LO POSIBLE
DE LO QUE ACOMPAÑA
HASTA EL FINAL

MIRADAS DE LUCIERNAGAS

CANTOS DE CHICHARRA

EL LENTO RESPIRAR DEL LAGARTO

LA MUJER DE PIES INVERSOS Y LARGA CABELLERA

Y UNOS OJOS TRISTES QUE SEPAN SONREIR

SOLO SI ES POSIBLE ROBARLE
UN SUSPIRO DE ARENA
AL RELOJ.

CUENTO OTRA VEZ
PERO SOLO CON AQUELLO
QUE NO HAGA COMPAÑIA
A LAS MANOS VACIAS
DEL TEMOR.