sábado, 23 de agosto de 2008

manojos

pues hoy ha estado algo serio el día. Lloviznas. nada de sol. Me concentré en ver una mirada en la palma de la mano. Caracolas que traje de mi montecristi natal en el último viaje que dí. Pero(siempre hay un pero) mi cámara fotográfica no tenía baterías. (Mi pereza no tiene madre).
Así que he puesto mi mano ya decorada sobre el scanner. Y miren no más...Espero que les guste.



miércoles, 20 de agosto de 2008

En cada paso

Dejemos en silencio las palabras alguna vez.
para oír mejor lo que nos dice el viento
que le decimos.
Seamos parte
de aquello que
queremos ser,
sin que se vuelva
sordo el parecer
de que ya somos
lo que aspiramos.
Cambiar de
espejos de vez
en cuando
no está de más.
A vece se vuelve
vicio el mucho
mirar lo mismo.
y a las tantas veces
ya no percibimos
los pequeños cambios.
El sol viste el camino
cada nuevo amanecer. Así cada camino es nuevo para cada nuevo día.
Me tientan estas palabras. Pero no sirven más que como forma de tocar la realidad que
nos presenta el día. Afuera no solo hay sueños. También hay pesadillas y pescados podridos y
semáforos en rojo.
Y cántaros.
Y pregoneros
Y fábulas
Y banderas ondeando
Y zapatos viejos en los tendidos eléctricos
Y parques grises cargados de espíritus rotos
Y cementerios adornados de perros y lirios blancos
Y transeúntes sudados con periódicos debajo del brazo.
Y humos de oxidadas chimeneas
Y barquitos de papel
Y bachata
Y películas pirateadas
Y miradas perdidas sobre el tiempo que se ha ido sin saber
Y paredes cargadas de insufribles graffitis
Y carteles gigantes con manzanas jugosas y serpientes doradas
Y otras tantas cosas y otras más...
Es por eso que le enseño la mirada que me ha dado la esquina
En que dobla mi frente al lanzarme al destino
De nacer y morir en cada paso.

domingo, 17 de agosto de 2008

Intangible



-¿Donde vas con tu corto caminar?
-Voy en busca de la tarde mientras el sol brilla;
de noche corro tras esas luces que se precipitan en las alturas...
-¿Qué esperas logra con ello?
-Nada...solo las persigo y mi espíritu se expande...