viernes, 17 de abril de 2009

camino


Lejos de todas las formas pequeñas va el hombre.
Lejos de los espejos y de las hojas secas:
Hay cascabeles que mece el viento.
Pero el camino es el hombre
Y todo lo que ha hecho de él
Su sueño.
Mientras va despierto por la vida
Como la vida misma.
Se hace sonrisa el vuelo de las mariposas
Y el correr de los ríos.
La luz más sublime viaja por el interior del caminante.
Y la tormenta se duerme en su regazo.

jueves, 16 de abril de 2009

Anima


Todo el camino se reduce al caminante.
El hombre es el viento mismo y es las huellas.
En compañía del ánima, cabalga el destino.
Y el hombre es el camino.

miércoles, 15 de abril de 2009

Danza a la vida



Ese canto sustancial que lleva el viento.
La lluvia.
Ese baile preciso que respira y sonrie.
Que es el mar y la orilla.
Que es la barca y las olas.
Ese anhelo que viaja sin equipaje.
Camino y caminante. ocaso y madrugada.
La danza intangible que nos abraza,
Que nos bendice y nos mira ser...
La vida.

lunes, 13 de abril de 2009

cuando no hay cuentos que contar






Algunas veces no hay cuentos que contar, dice el juglar.
Algunas veces se busca esa mujer de los bosques entre los sueños.
Algunas veces su larga cabellera y sus pies inverso.
Solo nos quedamos siendo estrella de la noche.
Pensando en ciguapas y caminos.

domingo, 12 de abril de 2009

almas del viento







miramos las manos. todo estaba escrito sobre el horizonte.
la primera canción. las huellas de miradas idas. los recuerdos.
y el aroma que aletea en su esperanza. alas de cristal.
susurros que se quedaron varados sobre una tarde cualquiera.
casi como un lucero. y luego fuimos dos con la noche.
de regreso a las palabras pequeñas que nos dieron cielo azul,
y la espera de la lluvia bajo el espejo.
nadie preguntó después. luego la imagen de la indesición
nos mantuvo despiertos sobre lo imposible.
nisiquiera el silencio esperó por nosotros.el tren marchaba.
volaban las margaritas hasta un jardín sin primavera.

-ya no reconozco los sonidos en tu andar pequeño.
-dejemos que se vayan las horas con las horas perdidas.
-no se duerme la oscuridad con promesas vanas...
-respiremos sobre las viejas promesas y volvamos a andar...
-Qué tan pequeño fuimos para poder volar a corazón abierto?
-no quisiera verme entre esa fabula doblada sobre la sombra
de un viejo arbol.
-faltan caminos por andar.
-otros caminantes irán con las huellas de las huellas.
-no nos mira la noche como estrellas.
-olvidamos brillar cabalgando sobre la luna despierta.
-quisiera reconocer mi rostro.
-está un poco alejado de tus posibles recuerdos.
-aun no me encuentro en la desnudez de los años idos.
-tampoco habrá cortinas cuando toques el abismo en tu perfume.
-de donde viene ese sueño que se ha ido sin mí.
-deja que amanezca.
-volvamos al principio.
-aun somos la ceniza de aquel fuego.
-hay nubes perdidas como un cielo errante.
-el viento le hablará en su regreso...

Y así nos despedimos nuevamente. sin ver la diluída madrugada.
hablandole a los ojos dormidos entre el frescor del rocío.