miércoles, 19 de abril de 2017

Música y alfabeto.

Y una flor, para el nuevo amanecer. Para aquel amor, que es amor y distancia.
Volamos en el idilio que susurra en el azar, mientras ruedan los dados;
mientras ante el espejo se encuentran los suspiros.
Los caminos se hacen música y alfabeto, mientras nos enhebramos al destino a tiempo completo.
Transcurren los sueños, como un beso eterno.

No hay comentarios: