miércoles, 22 de febrero de 2017

Somos un palpitar de besos.

Despierta el alba, entre aquel suspiro de sueños y distancia. 
Y mientras el mundo gira, el amor es un vuelo del destino.
Yendo y viniendo en el aliento de lo eterno, poblando de amores el camino.
Y entre huellas, somos un palpitar de besos.

No hay comentarios: