domingo, 29 de enero de 2017

Tuyo, Mío: Nuestro.

Aquel verso, que lleva tu nombre a cada amanecer.
Como un esplendor de besos lejanos, a vuelo de eterna ilusión.
Y llevando cada paso hacia aquel destino que enhebra el presente al instante,
de mirada al futuro tuyo, mío: nuestro.


Carta a aquel corazón de amor vestido.


No hay comentarios: