jueves, 18 de mayo de 2017

Y luego amanece.

La vida no tan solo es ilusión y poema. También es vida fuera de los sueños.
El otro alfabeto de la existencia. Pero entre una parte y otro del todo, estamos.
Respiramos en el conjunto de todas las idealidades y caminos desnudos.
Dejando huellas, suspirando, sonriendo a la tarde.
De la noche al día, del sol a la luna.
El amor va en todos los litorales de lo posible e imposible.
Es más que algo intangible que se posa en lo lejano de un destino concreto.
Todo se mantiene, todo cambia. Sobre un agitado parpadear de sub-realidades.
La distancia nos sostiene, nos une. Entonces hablamos de hogar, regazo, nido.
Y luego amanece. Y con el sol que sale, tú y yo.

No hay comentarios: