domingo, 25 de junio de 2017

Como música al viento.

Aquello que es camino. Luego de que se envuelva la noche ida y salga el sol.
Marcar rumbo mientras se hace el café. Un sorbo y echar a andar.
Levantar vuelo en imaginación o vida. La distancia se diluye, el azar despereza.
Sobre cada huella, un respiro.
Ver lo andado, y surcar la mirada sobre el horizonte. Todo se mueve alrededor.
Y con la ilusión a cuestas, ve irse la madrugada y el rocío. Un nuevo día.
El amor te recorre hasta el tuétano, el pensamiento deambula mientras danza el reloj.
Lo que amas te espera, un poco más allá del día anterior. El instante seduce.
Así, enhebramos el destino desde el presente, como un beso.
Y un mundo girando a tu favor, como música al viento.





No hay comentarios: