miércoles, 21 de junio de 2017

Surgir de la niebla vestida de luz.

Esa forma de despertar el día. Naciendo poblado de eternidad. 
Extiendes las alas a la vida, como un cielo infinito.
Y todo aquello sucede. Desde la distancia al amor.
Espiral de sueños, ilusión desnuda. Se pierden los silencios entre mil alfabetos.
Irse a cada regreso, sonriendo tras cada tristeza. Claroscuro intangible, de beso y de susurro.
Perderse tras cada pensamiento, surgir de la niebla vestida de luz.
Y así.

No hay comentarios: